Sami Merdinian es uno de los creadores del Festival New Docta


"Córdoba nos dio el amor por la música"

Solange Merdinian es cantante, mezzosoprano. Su hermano, Sami, es violinista. Junto al chelista franco-americano Yves Dharamrajh, fundaron un festival que parece destinado a echar raíces en nuestra provincia.

Sami mostró su talento natural por la música cuando a los cinco años de edad comenzó a estudiar el violín. A los catorce, tocaba como primer violín en la Orquesta Infantil que fundó y dirigía el maestro Carlos Giraudo. Solange, quien saltó a la fama mundial cuando cantó el Himno Nacional Argentino en la pelea entre "Maravilla" Martínez y Miguel Cotto en un repleto Madison Square Garden, Nueva York, es una cantante versátil que posee una "arrebatadora presencia escénica", según la definición de The New York Times.

Invitados de lujo
Estos artistas, que nacieron en Córdoba y hoy viven en Estados Unidos, encabezan III Festival Internacional de Música New Docta, un encuentro que ofrece conciertos didácticos, entre ellos, uno en el Polideportivo de Villa Carlos Paz, un concierto homenaje a la Manzana Jesuítica en el Teatro Real, y un concierto de cierre en la parroquia Nuestra Señora del Carmen en Villa Carlos Paz. El festival se realizará entre el 31 de agosto y el 6 de septiembre.
Este año tiene como invitados a la pianista Liza Chung, al contrabajista Mono Hurtado y al prestigioso Pablo Ziegler, una de las figuras del Nuevo Tango Argentino, quien formó parte del quinteto de Astor Piazzolla durante más de 10 años. 
Sami Merdinian cuenta de qué manera se lleva adelante este extraordinario encuentro de música de cámara y opina sobre la extensión de la música clásica a los más chicos.

-¿Cuál es la raíz de este festival?
-El festival surgió de una idea de muchos años. Solange y yo comenzamos nuestros estudios en Estados Unidos en el año 1998.  Desde ese instante, surgió la idea de realizar algo en nuestra Córdoba natal. Nuestro amor por la ciudad que nos vió crecer y que nos dió las armas para continuar nuestra carreras en el extranjero fueron algunos de los factores que nos motivan y dan la fuerza para poder realizar el festival año tras año.

-¿De qué manera se introduce a nuevos públicos a la música clásica?
-Lo más importante para los fundadores del festival (Sami Merdinian, Solange Merdinian e Yves Dharamraj) y en donde hacemos mucho hincapié, son los niños. A través de conciertos didácticos en escuelas, nos aseguramos que miles de chicos puedan presenciar un concierto, la gran mayoría por primera vez, y lo más importante es de realizar estas actividades de forma interactiva, divertida, y dejar una linda impresión. Ellos serán el público del futuro, y es muy importante para su desarrollo como personas el saber apreciar la música clásica. En la elección de artistas invitados, uno de los requerimientos es que compartan el amor y pasión que sentimos los fundadores por la música, y eso se traslade a estos niños.
Nuestra idea es presentar actividades que sean accesibles en cuanto a repertorio y en diferentes espacios para abarcar la mayor cantidad de público posible. Por eso haremos la apertura en el Paseo del Buen Pastor, de manera gratuita, y la utilización de pantallas gigantes reproduciendo en vivo el concierto en distintos puntos de la ciudad. Tendremos eventos en el Córdoba Shopping Center, clase magistrales para estudiantes de la Universidad, el Concierto de Gala en el Teatro Real el día Jueves 3 de Septiembre, entre otras actividades.


-¿La música tiende puentes?
-Sí, por supuesto. Es un puente de comunicación, de expresión de emociones. La música expresa lo que las palabras no pueden. Como músicos, nos sentimos muy afortunados de poder ser parte de esta experiencia. La música abre la mente a una dimensión superior, sensibiliza a la persona y le saca todo lo bueno que tiene dentro. Por eso nuestro lema es "Descubre el músico en tí".

-¿Cómo ha sido receptada la propuesta por parte de las instituciones educativas?
-Es muy importante mantener una relación estrecha con las instituciones. Directores y maestros de escuelas nos reciben con manos abiertas y nos agradecen el trabajo que hacemos con los estudiantes, ya que saben de lo importante que es para ellos el descubrir la música clásica. La Fundación New Docta-Nueva Docta que presenta el Festival todos los años, ha firmado un convenio con la UNC para seguir desarrollando programas y clínicas en conjunto, como lo es el Primer Concurso de Composición New Docta, las clases magistrales, clases individuales. Nuestra meta es que cada año podamos brindar más, y así amoldar nuestra labor a las necesidades de los estudiantes.
También es de gran importancia la relación con la Subsecretaría de Cultura de la Municipalidad de Córdoba que nos apoya y ayuda con la logística para nuestras actividades en escuelas públicas y hospitales.  En fin, el trabajo en conjunto entre todos es primordial para cada año el impacto del festival sea más efectivo. Esperamos poder seguir estrechando el vínculo y el trabajo con más Instituciones a nivel Provincial y Nacional.

-¿El sector privado, por su lado, entiende la importancia de invertir en cultura?
-Ese es uno de nuestros grandes desafíos. Todas las actividades educativas y casi todos los conciertos, los realizamos de manera gratuita para los estudiantes y el público. Pero los gastos son muy grandes y sin el apoyo de individuos, instituciones y corporaciones, el festival no sería posible. El festival sólo tiene 3 años de existencia, y hemos logrado mucho, pero hay planes para seguir creciendo a corto y largo plazo, por lo que invitamos a todos aquellos interesados a que se sumen y apoyen nuestro proyecto.

-Solange Merdinian dice que este festival es una forma de devolverle a la sociedad cordobesa parte de lo que la educación de Córdoba le dio. Este es un acto de gratitud muy importante y poco frecuente...
-Córdoba nos dio mucho, en especial el amor por la música. Instituciones como la Escuela Domingo Zípoli, la de Herbert Diehl, las Orquestas Infantil y Juvenil, son únicas y fueron importantísimas en nuestro desarrollo. También la importancia de   grandes maestros como Herbert Diehl y Carlos Giraudo, que fueron pilares en la formación musical de tantos niños y jóvenes, e invirtieron mucho para la nutrida vida cultural de nuestra ciudad.

-En cuanto a esta nueva edición ¿Cuál es el papel que tienen en el festival la pianista Liza Chung y el pianista Pablo Ziegler?
-Ambos pianistas son de excelencia. Pablo dará una clase magistral para grupos de cámara y pianistas en estilos de tango y jazz en la UNC. Liza nos acompañará en todas las actividades educativas. Ambos, junto al contrabajista Horacio "Mono" Hurtado nos acompañarán en los conciertos a realizarse durante la semana del festival


Entradas populares