Una compañía con objetivos claros

Este domingo  31, a las 20, el ensamble Beaux Arts Compagnie se presenta en el auditorio del Centro Cultural Córdoba, Av. Poeta Lugones 401. El programa contiene el Concierto en Re m para dos violines, de  Johann Sebastian Bach, con la actuación de los solistas Maximiliano Pierroni y Martín Juárez, además del Concierto en Do M., de Joseph Haydn, con la participación del solista Luis Palacios Arana. La entrada general es de 80 pesos, estudiantes y jubilados 60 pesos.
Beaux Arts Compagnie tiene la frescura de quienes aman la música y buscan desafíos escénicos, por eso valoran la escenografía y la iluminación en sus producciones. Además preparan programas con fines solidarios. A raíz de este concierto, Virginia Tesoro García, directora de la compañía, habló sobre la naturaleza y objetivos del conjunto. Entradas: 80 pesos. Estudiantes y jubilados, 60.  

El repertorio
Virginia Tesoro García: El repertorio lo seleccionamos en base a distintos criterios: este año queremos ahondar en el Barroco, por eso comenzamos con el Stabat Mater de Pergolesi. Los ensayos son diagramados por cada uno de los ensambles, con el mínimo de un ensayo de tres horas a la semana.

Los conciertos
V.T.G.: La particularidad todos los conciertos es que trabajamos la escenografía. En el primer concierto de música de cámara tuvimos doble escenario. En el Stabat Mater contamos con dos escenografías: una que se dio por el marco del concierto (fue en la Estancia Jesuítica de Jesús María) en el que tocamos de noche, iluminados por candelabros del año 1600, y otra que fue un video armado por una de nuestras escenográfas, Valentina Romero Basconi, en el cual se hacia un paralelismo entre el dolor de la Virgen María en el calvario con nuestra realidad llevándolo a las madres y abuelas de plaza de mayo, trata de blancas, guerra de Malvinas, desnutrición infantil, etc. En este caso vamos a tener como invitada a una joven artista plástica, Anabel de Prado, que colaborará con la escenografía.

Sociedad de artistas

V.T.G.: Nos hace una compañía el hecho de que tenemos objetivos en común. No solo queremos que haya gente nueva sobre el escenario, sino también en las butacas. Llegar a las personas que no se animan o no “les llama la atención” ir a una sala de concierto. Somos una gran familia, integrada por vestuaristas, escenógrafos, maquilladores, cantantes, bailarines, ensamble de bronces, de maderas y de cuerdas. Venimos de distintas ramas del arte, distintas provincias, países, con una misma pasión.

La música vehículo de cambio
V.T.G.: Creemos en el arte como una herramienta de cambio social, por lo que buscamos contribuir con clases de música en hogares y fundaciones, y colaborar con sus necesidades. El mes pasado, por ejemplo, dimos un concierto en la Sala Ocampo (la Cumbre) en colaboración con el Banco de Córdoba recaudando fondos para la fundación Bethel, que es para niños que están en guarda judicial. Dimos otro en el Centro Cultural Córdoba que recaudamos frazadas y alimentos no perecederos para la escuela ”María Auxiliadora”, ubicada en la región de Taco Pozo, en el impenetrable chaqueño. 



Entradas populares de este blog