Giovanni Sollima, un cellista italiano fuera de lo común.


 La música de cámara descubre un nuevo escenario

El flamante auditorio del Centro Cultural Córdoba, Av. Poeta Lugones 401, sirve de marco para una auspiciosa programación de repertorio clásico. La grilla cuenta con solistas y conjuntos de nuestro país y el exterior, dentro de un ciclo organizado junto a la Fundación Pro Arte Córdoba.

El 9 mayo toca el cuarteto de cuerdas Petrus, premiado por la Asociación de Críticos Musicales como mejor Conjunto de Cámara Argentino de la temporada 2013. Esa premiación, justifica que Petrus se destaca entre las mejores agrupaciones de cámara de Argentina. 

El 11 de junio es el turno de Ialsax, un cuarteto de saxofones que cultiva la poliritmia del jazz y otras formas de la música del siglo XX. El conjunto pone su empeño en revisar y ofrecer las diferentes manera del comunicar el jazz. Esta presentación se realiza con el apoyo del Instituto Italiano de Cultura. 

Más adelante, el 2 de julio, actúa el violoncellista italiano Giovanni Sollima, considerado un compositor fuera de lo común por el notable cellista Yo Yo Ma. Este vigoroso instrumentista nació en Palermo, Italia. Su mundo abarca del “Jurásido al violoncello”, como él llama al período del Barroco hasta el Metal.

El grupo vocal masculino Ellos, singular agrupación de voces cordobesa, y la Orquesta Municipal de Cuerdas se presentan el 13 agosto. 

El 10 de septiembre, el ciclo continúa con la presentación de la pianista francesa Aline Piboule. Artista de una energía que desborda, y a la vez de una profunda sensibilidad, la pianista grabó su primer disco en 2010, junto Jocelyn Aubrun, solista de flauta de la orquesta Nacional de Lion. El disco fue calificado con cuatro estrellas por la revista especializada Classica.

La próxima cita con el repertorio clásico, es el 3 de octubre, con el pianista Imri Talgam, intérprete versátil, que nació en 1987 en Jerusalem. Ganó el 11 Concurso Internacional de Piano de Orleand, Francia. Actualmente cursa un doctorado en la Universidad de Nueva York bajo la tutela de la concertista de piano Ursula Oppens.

Por último, el 20 de noviembre toca el guitarrista italiano Paolo Pegoraro. El repertorio de Pegoraro es variado, abraza obras del Renacimiento y el Barroco, además de conciertos para su instrumento y obras de música de cámara. Con su esposa, Angela Tagliariol, el músico fundó el "Tárrega" Guitar Center, una escuela reconocida internacionalmente, que cuenta con estudiantes de diferentes países del mundo.

La entrada por concierto tiene un valor de 200 pesos. Al final de la función, la organización comparte con el público una copa de champan y frutos secos.


Giovanni Sollina


Cuarteto Petrus





Entradas populares de este blog

El calendario musical del mes de abril