La imponente boca del escenario del Teatro Colón


Darío Lopérfido asumirá la dirección del coliseo porteño

Hace unos días atrás el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires informó que Darío Lopérfido reemplazará como director general y artístico del Teatro Colón al renunciante Pedro Pablo García Caffi. Pocos días antes de fin de año el propio García Caffi anticipaba sus planes para continuar trabajando en el teatro, y poner manos a la obra para la confección de la temporada 2016. A propósito, Hernán Lombardi, ministro de Cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, declaró: “Por más que ya no fuéramos gobierno, el Colón tiene que quedar programado con anticipación”, concluyó.

García Caffi condujo al teatro desde su reapertura, en mayo de 2010. Su grstión debió atravesar serios conflictos gremiales que afectaron el desarrollo de las temporadas. En ese clima de conflicto fueron frecuentes las veces que los músicos de las orquestas estables levantaran carteles con leyendas como “Basta de maltrato” y “No al destrato”. No obstantes, García Caffi deja su gestión con un hito que en alguna medida hecha sombra sobre los avatares internos: la presentación conjunta de Martha Argerich con Daniel Barenboim y su orquesta West Eastern Divan.

“No lo vamos a extrañar” expresó el Sindicato Argentinos de Músicos. Los trabajadores y cuerpos artísticos del Teatro Colón reclamaban permanentemente por los salarios y las condiciones de trabajo.

Por su lado, el crítico musical Pablo Kohan (La Nación) manifestó: “Es indudable que la dirección de García Caffi en el teatro de la calle Libertad quedará bien prendida en la memoria por aciertos y concreciones importantes como también por concepciones y lineamientos largamente opinables”.

En tanto el crítico y exsubsecretario de Cultura de la Nación, Rodrigo Cañete, opinó en su blog Love art not people (http://loveartnotpeople.org/) Creo que el problema no es la designación sino la aceptación por parte de Lopérfido de esta designación. Simplemente no está preparado para esto y es obvio que es puesto allí con otros fines”.

Experiencia en gestión
Darío Lopérfido mantiene una relación amistosa con García Caffi; juntos han compartido en varios ocasiones el palco bajo izquierdo del director. El ex Secretario de Cultura durante la gestión de Fernando De la Rúa, dirige el FIBA (Festival Internacional de Buenos Aires), además creó y lanzó el Bafici. Nacido en Buenos Aires en 1964, en la década de 1980 trabajó como periodista en revistas culturales y en la FM Rock & Pop y Radio La Red. Con experiencia en la gestión y la función pública desde joven, dirigió el Centro Cultural Ricardo Rojas entre 1992 y 1999, y fue subsecretario de Extensión Cultural de la UBA.

Lopérfido es autor junto con Alejandro Félix Capato de "Derechos culturales en el Mercosur y de Legislación cultural en la ciudad de Buenos Aires", y actualmente es columnista de la sección Cultura de La Nación.

"Al margen de la temporada de ópera, están de vuelta Daniel Barenboim y Martha Argerich, el Colón Contemporáneo, el Centro de Experimentación. Soy fan de esas programaciones", dijo Lopérfido al diario La Nación. "Para mí, el Colón está en un momento fantástico; el público es cada vez más refinado, más intelectual, una audiencia muy open mind. La ley de autarquía dice que el director arma la programación trabajando con los directores. A mí eso me gusta mucho", agregó. "Uno hace la armonía de la temporada", concluyó.

Un Ente Autárquico
En septiembre de 2008, la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires sancionó la ley que creó el Ente Autárquico Teatro Colón y le concedió una personería jurídica propia, autonomía funcional y un manejo más independiente de sus recursos.

La ley estableció que el jefe de gobierno porteño es quien designa y remueve de su cargo al director general, cargo que ocupaba Pedro Pablo García Caffi, y demás miembros del Directorio del teatro; con excepción de un director vocal que representa a los trabajadores y, por consiguiente, es elegido por ellos.


Los miembros del Directorio del Teatro Colón deben cumplir los mismos requisitos, y estar exentos de las mismas incompatibilidades que rigen para los funcionarios públicos y deben tener una reconocida trayectoria en el ámbito cultural.

Entradas populares